[cc2015] Etapa 9: de Colmar a Luxemburgo.

Etapa 9 de Colmar a Luxemburgo
Colmar, Alsacia en estado puro. Evocador pueblo que inmediatamente te transporta al imaginario romántico medieval. Paseo por sus calles adoquinadas acotadas por la característica arquitectura del lugar (las “maisons à colombages”), con sus contraventanas de madera abiertas a la mañana, entre vigas de madera que jalonan distintas partes de su fachada mezcla de paja, loess, arena y agua.
Colmar 001
Ahí donde hay canales, hay una inevitable referencia a Venecia… la Petite Venise es uno de los principales activos turísticos de esta villa. El río Lauch se hace navegable y serpentea los barrios rodeado de flores, haciendo de cada recodo una magnifica postal que llevarse a casa. Terrazas y fachadas de los Wistub (un tipo de pub gastronómico) se abren hacia sus aguas.
Me acerco al mercado con la intención de aplacar el hambre matutino. Predominan en los puestos los bretzels, lazos de pan con sal gruesa por encima. Recordaréis aquella noticia de hace unos años en la que cierto presidente norteamericano por poco se atraganta comiendo uno de estos. Nunca me llamaron demasiado la atención, por lo que me decanto por un buen bocadillo cuyo principal ingrediente es salchicha local.
Colmar 002
No obstante, Colmar también es conocida por la denominada “Bolsa de Colmar”. Durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes iban cediendo terreno en Europa. Tras la caída (o reconquista) de Estrasburgo, los alemanes se hacen fuertes en los Vosgos rodeados (de ahí el término “bolsa”) por el Primer Ejercito Francés, dentro del cual se encuadra la División Leclerc con sus fuerzas de choque republicanas españolas de “La Nueve” que prestarían servicio hasta la toma del “Nido del Águila” en Bertchesgaden (Alemania), la idílica villa nazi de Hitler en Baviera… pero esa será una historia para ser contada en otro momento.
Alsacia es mucho más que Colmar, aunque esta villa sea muy significativa. Toda esta región tiene un encanto especial y son numerosos los pueblos que reciben algún que otro galardón por su belleza y cuidado.
Vuelvo a la carretera en busca del Camino Español rumbo a Nancy. Podría tomar un túnel (de pago) que facilitaría mucho mi avance al norte, pero no va conmigo. A mi dame “carreteras panorámicas” aunque para ello tenga que atravesar los fríos y húmedos bosques del Parque Natural des Ballons des Vosgos. Por el camino paro en un pequeño supermercado para hacer algo de compra y aprovechar a incorporar abrigo a mi indumentaria, algo que soluciono con la camiseta térmica.
En mi camino a Nancy, atravieso St. Dié-des-Vosgues un lugar donde la mano de un insignificante fraile-cartógrafo la armó bien buena cuando, uniendo varios mapas en uno solo del nuevo continente y tras leer las cartas que un tal Americo Vespucio envió a sus amigos contando su aventura por la nueva tierra descubierta allá por poniente… no se le ocurre mejor idea a este buen hombre que denominarlo América. Y parece ser que la cosa cuajó… [fuente: El Camino Español]
Thionville
El tiempo apremia. Atravieso Nancy (un 28 de julio llegarían aquí las tropas españolas en su primer viaje por el Camino Español a Flandes), Thionville (la puerta al combate de Flandes de nuestros Tercios) rumbo a Luxemburgo. No obstante, hago un alto en el camino para acercarme al Fuerte Hackenberg, una de las fortificaciones que forman parte de la Línea Maginot y la más grande de todas ellas.
Hackenberg-01
La Línea Maginot fue una línea defensiva planteada por Francia tras la Primera Guerra Mundial que desde los Países Bajos se extendía hasta el Mediterráneo (aquella parte se denomina Línea Alpina) para defenderse de Alemania; pero sobretodo de Italia, que por aquel entonces se veía como más peligrosa. Como contrapunto, Alemania respondió con la construcción de la Línea Sigfrido, frente a esta.
Hackenberg-02Algunos personajes de la sociedad francesa se opusieron a esta costosa obra, como De Gaulle, pues preferían invertir en modernizar el ejercito a gastar ingentes cantidades de capital en esta faraónica obra de dudosa efectividad (aunque dispusiera de la ingeniería más avanzada de su época). El tiempo les daría la razón cuando un moderno ejercito alemán invadiera Francia rodeando la línea fortificada. Fortificaciones que, irónicamente, dieron mucha guerra y segaron muchas vidas entre la soldadesca aliada, cuando estos tuvieron que arrebatárselas a las guarniciones germanas acantonadas dentro de ellas.
Hackenberg-03
Apuro por entre los caminos entre colinas y pequeñas aldeas, buscando en cada cruce de caminos una señal que me oriente hacia el Fuerte. Consigo llegar y me acerco corriendo a lo que creo que es la taquilla donde me encuentro con una empleada del complejo que agiliza los trámites para conseguir ingresar a tiempo pues, hace ya un buen rato que dio comienzo la visita. Me acompaña hasta donde se encuentra el último de los dos grupos de visitantes en entrar, por lo que visitaré la fortaleza bajo las indicaciones del guía “en francés”. Me sumo al grupo que se sorprende al ver a un español interesándose por esta parte de su historia.
Hackenberg-04
Como aficionado a la historia en general y a la Segunda Guerra Mundial en particular, me ha dejado fascinado esta visita por la grandiosidad monumental de esta obra de ingeniería y planificación. Igualmente es soberbia la puesta en escena durante las dos horas y media que dura la exploración por dentro de la fortificación. Por lo que no puedo dejar de recomendarla, aunque sus guías y materiales no contemplen el idioma de Cervantes.
Vídeo Línea Maginot
(pincha sobre la imagen para acceder al vídeo del interior del Fuerte Hackenberg)
Llego a los alrededores de Luxemburgo buscando un camping para pasar la noche cerca de un punto de sumo interés, pero esa historia será contada en la próxima crónica… La tarde cae precediendo a la noche, como cae la rica cerveza local que me sirven en la cafetería del camping, mientras ordeno ideas, texto y fotografías tomadas a lo largo del día.
Camping-Luxemburgo
CONTINÚA EL VIAJE CON LA SIGUIENTE LECTURA:

Un pensamiento en “[cc2015] Etapa 9: de Colmar a Luxemburgo.

  1. Pingback: [cc2015] Etapa 10: de Luxemburgo a Oosterdriessen (Holanda). | Crónicas Vespísticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s