[2GM] Etapa 4: el Día D de las tropas de la Commonwealth.

La gran oportunidad británica de darle la vuelta al conflicto. Tal era el compromiso, que a las autoridades británicas no les temblaba el pulso con nada. Así, en aras de la seguridad nacional, se llegó a encarcelar unos meses antes del desembarco (basándose en la antiquísima Ley de Brujería de 1735) a una mujer acusada de brujería para evitar cualquier filtración, pues ya había desvelado el hundimiento en Egipto del acorazado HMS Barham cuando las autoridades británicas lo habían clasificado de “alto secreto” y lo habían ocultado a la opinión pública para evitar un golpe mayor a la moral en tiempos de guerra.

[BANDA SONORA PARA UNA INMERSIÓN COMPLETA EN LA ÉPOCA – ESPECIAL BSO]

Continuamos el periplo por el levante normando, sector asignado a las fuerzas de la Commonwealth con las playas en nombre código Gold, Juno y Sword Beach, hacia Caen… donde los civiles se echaron a la calle contagiados del  enorme entusiasmo y alegría por “le débarquement” aliado; pero aún tendrían que sufrir mucho. Por las calles la gente comenzó a acaparar pan y agua por lo que pudiera venir, hasta que los alemanes se precipitaron a confiscar el pan de las panaderías y hasta el alcohol de los bares.

"¡Están desembarcando! ¡El mar está negro de barcos!
¡Los "boches" están bien jodidos!"
Marianne Daure (Civil. A gritos desde su bicicleta al sur de Caen).
"Cuando abrieron fuego, pareció que todo el horizonte era una masa
sólida de llamas."*
Reichert (Teniente General 711ª División de Infantería alemana)

*Respecto a la Fuerza Expedicionaria del sector británico/canadiense.

Anteriormente os he nombrado alguna de las baterías costeras alemanes que aún se pueden visitar… pero una de las imprescindibles por su acceso gratuito, su panorámica sobre el pueblo de Avranches y los restos del puerto artificial construido por los aliados en las primeras etapas de la Batalla de Normandía,… y que aún conservan sus cañones, la Batería de Longues-sur-Mer [#018] es visita obligada.

De todas las baterías costeras del muro atlántico aleman, las de Longues-sur-Mer se hayan entre las más modernas de su época. Además de sus cañones Krupp Tbtsk C/36 (L/45) de 150mm, también es visitable (y muy inmersivo) el bunker de control de tiro. El mismo día del desembarco fué neutralizada desde el mar y, al día siguiente, tomada por unidades británicas del Regimiento de Fusileros de Devonshire.

A sus pies se encuentra el pueblecito costero de Arromanches-Les-Bains [#019]. Recomiendo tener presente la tabla de mareas para poder divisar, incluso bajar a la playa con marea baja y tocar, las construcciones con las que se montó el enorme puerto artificial por donde llegarían a desembarcar unas 18.000 toneladas a la semana.

"Puesto que no disponemos de puertos, traeremos los nuestros."
Lord Mountbatten.

Debido a que los dos únicos puertos con suficiente calado en Normandía (Cherbourg y Le Havre) quedaban demasiado lejos del centro de la operación, se ideó la Operación Mulberry. Nombre en clave que escondía el traslado desde la costa británica de bloques prefabricados “Cajas Phoenix” (que incluían torretas antiaéreas) que formarían el dique que protegería el puerto artificial, construido por otras construcciones denominadas “Ballenas”, preparadas para desembarcar ininterrumpidamente hombres y material, independientemente del estado de la marea. Una gran operación que llevaría a los aliados a construir dos puertos, el Mulberries A y B, que verían pasar 2 millones y medio de hombres, 500,000 vehículos y 4 millones de toneladas de material.

Si esto te parece sorprendente, piensa que unos años antes los alemanes pensaban cruzar el estrecho e invadir las islas británicas mediante un gran puente flotante. Proyecto que fuera encargado a Otto Skorzeny, un oficial de las SS que más tarde idearía la operación que liberaría a Mussolini de su prisión en el Gran Sasso (en los Apeninos italianos). A Hitler le encantaban las ideas descabelladas y tan grandiosas como su Reich, así pues otra propuesta, esta vez de la mano de su Ministro de Economía, fue la de construir barcazas submarinas de hormigón (conocidas como “cocodrilos de hormigón) que se movieran por el fondo del estrecho.

Antes de continuar por la costa, quince kilómetros al sur se encuentra la ciudad de Bayeux [#020]… milagrosamente tomada intacta por los aliados y desde donde, el 14 de junio, pronunciaría el General Charles de Gaulle su primer discurso en territorio de la Francia Libre.

"En nuestra gloriosa y mutilada Normandía, Bayeux y sus alrededores han sido
testigos de uno de los eventos más grandes de la historia y atestiguamos que
lo merecían y que se lo merecían.
¡Aquí, cuatro años después del desastre inicial de Francia y los aliados,
comienza la victoria final de los Aliados y Francia!"
Charles de Gaulle (General francés).

Además de un paseo por sus calles, dos puntos son visita obligada. El Museé Memorial de la Bataille de Normandie nos presenta en sus 2.000m2 la cronología del conflicto bélico en territorio normando desde el momento del “débarquement”* hasta el 29 de agosto de 1944, con mucho material original y con un espacio dedicado a los fotógrafos de guerra.

* Los franceses se refieren al Día D como el “le débarquement” y nunca como de “l’invasion”, pues esta última denominación hace referencia a las matanzas y la ocupación alemana de 1940.

El siguiente punto imprescindible de nuestra agenda por Bayeux es la visita al Bayeux War Cementery (Boulevard du 6 juin), el principal cementerio de la Commonwealth en Normandía. A diferencia de los anteriormente mostrados, junto con los caídos británicos yacen tanto compañeros de armas de otras nacionalidades (canadienses, neozelandeses, sudafricanos, polacos,…) como soldados alemanes. Sus puertas están abiertas durante todo el día a quien quiera presentar sus respetos a estos hombres que aquí descansan por la eternidad.

Los nombrados no son los únicos camposantos. A lo largo y ancho de Normandía, te encuentras distintos lugares de descanso, algunos compartidos, otros más humildes y bajo distintas banderas, como el Cementerio polaco de Grainville-Langannerie (al sur de Caen), con 696 tumbas; la mayor parte de soldados de la 1ª División Blindada polaca, al mando del General Stanisław Maczek; caídos principalmente durante la toma de Caen y en los combates dentro de la denominada Bolsa de Falaise (donde 50.000 alemanes caerían prisioneros y otros 10.000 encontrarían la muerte).

De nuevo en la costa, nos acercamos a la primera de las playas asignadas al desembarco de tropas de la Commonwealth, Gold Beach [#021]. Muchos alemanes tomaron posiciones en las edificaciones a lo largo de la playa. Estarían vulnerables ante el fuego de la armada aliada pero contaban con el apoyo del 915º Regimiento de Granaderos, una unidad mecanizada de la 352.ª División de Infantería alemana acantonada en la cercana Bayeux, que había realizado previamente maniobras rápidas hacia la playa en apoyo y supresión de un hipotético desembarco aliado en esas playas.

Una hora después de que los americanos iniciaran sus operaciones algo más al este, llegó el turno en Gold Beach; playa que estaba en el área de invasión asignada al Segundo Ejército británico, bajo el mando del Teniente General Miles Dempsey. Unidades de la caballería de los Rangers de Sherwood (con tanques anfibios), del Primer Batallón del Royal Hampshire y del Primero del Dorset (entre otros) se lanzaron a la playa. A pesar del contratiempo inicial, pues los obstáculos sumergidos no pudieron ser eliminados por los equipos de demolición provocando que varias de las primeras embarcaciones que llevaban tanques a la playa quedaron dañadas, los británicos aseguraron su cabeza de playa rápidamente con “apenas” 400 bajas, consiguiendo adentrarse al interior hasta 10 kilómetros para la tarde, llegando a contactar con su flanco izquierdo, los canadienses de la 3ª División de infantería canadiense en Juno Beach , pero no cumpliendo otros de sus objetivos.

"Nunca, ni siquiera en mis sueños más enloquecidos pude figurarme que el
Día D iba a verme corriendo como una exhalación por los caminos de Normandía
mientras me esforzaba, sin demasiado éxito, por controlar a un caballo asustado
con una mano y por sujetar una carpeta llena de mapas con la otra, con un
casco de metal y un mono negro."*
Stanley Christopherson (Comandante escuadrón de tanques del 2ª de Essex).

* Los caminos eran tan estrechos y tupidos que les era muy difícil operar
dentro de los tanques y debía de localizar al mando del 2ª de Essex en su 
avance hacia Bayeux.

Juno Beach [#022]. Los canadienses tenían fijado tocar arena un poco más tarde, lo suficiente para que la marea subiera lo necesario para librar los bancos de arena frente a la playa. Lo que también impidió actuar a los ingenieros, que no pudieron limpiar la costa de obstáculos, lo que a la postre significó el daño/destrucción del 30% de las embarcaciones del sector. En su avance, los barcos lanzacohetes lanzaban sus salvas hacia las posiciones alemanas que permanecían calladas. En cuanto se desplegaron las rampas de desembarco, una lluvia mortal de proyectiles segó a la tropa. Al final del día los canadienses habían sumado unas 1.000 bajas.

Sobre las 5:30 de la mañana se echaron al mar las lanchas de desembarco con la 3ª División de Infantería británica y los tanques anfibios del 13 y 18 de Húsares y Staffordshire Yeomanry con destino Sword Beach [#023]. Solo 6 de los 40 blindados se hundieron, llegando antes que la infantería a la playa, facilitando cobertura. Tanques barreminas del 22º de Dragones y Dragones de Westminster despejaron el camino de minas, creando salidas de la playa a una velocidad muy superior que ningún otro de los sectores de la Operación Overlord.

Esta playa también vería a las primeras tropas regulares francesas pisar suelo patrio. Eran dos unidades de “fusiliers marins commandos” al mando del Comandante Philippe Kieffer, que combatirían en suelo francés hasta el 24 de agosto, momento que retornaron al Reino Unido para su descanso y refuerzo. En cuanto desembarcaron, pusieron rumbo al puerto de Ouistreham con el objetivo de tomarlo. En el momento de escribir esta crónica, uno de los últimos miembros de aquella fuerza especial francesa fallece con 95 años de edad.

Unos kilómetros más adentro y dentro de la segunda línea defensiva alemana del frente de playas, se sitúa el puesto fortificado WN17 Hillman Fortress [#024] (coordenadas), sito en la comuna de Colleville-Montgomery. Una experiencia pasear entre trincheras, casamatas, búnkeres de hormigón, túneles, cúpulas blindadas,… campos que estuvieron sembrados de minas. Todo un reto tomarlo por la fuerza, como terminaría haciendo el Regimiento Suffolk, que perdería unos 150 hombres en el asalto, en su camino hacia Caen. Su acceso es libre, aunque la asociación de voluntarios que lo ha preparado para su visita acepta donaciones para su mantenimiento.

Nuestro camino continúa hasta Le Grand bunker musée du mur de l’atlantique en Ouistreham [#025]El que fuera y puesto de dirección de tiro alemán del Muro Atlántico recrea en su interior, dentro de sus enormes paredes hormigonadas, un espacio acondicionado que nos traslada a la época y evoca la atmósfera original.

Por planta encontraremos la armería, botiquín, centro de cálculo de tiro y observación,… En el exterior, como no podía ser de otra manera, se exponen diferentes piezas de artillería y transportes militares de época.

La noche previa no solo ocultó a las tropas aerotransportadas norteamericanas. Los británicos, en su sector, también saltaron sobre objetivos programados. Tal es el caso de la Operación Deadstick, por el que la Compañía D del segundo batallón aerotransportado (Infantería Ligera de Oxfordshire y Buckinghamshirese) de la 6ª División Aerotransportada británica, tomaría los puentes sobre el río Orne y el canal de Caen que permitieran a las tropas que desembarcarían con las primeras luces del día su expansión hacia el Este; facilitara el desarrollo de la Operación Tonga, por el que se desplegarían el resto de unidades aerotransportadas británicas; a la par que evitaran la demolición de los puentes y se defendieran de los contraataques alemanes que les permitieran caer directamente sobre los aliados en las playas. En Bénouville, a los pies del Puente Pegasus [#026], se encuentra el Café Gondrée; considerado como el primer edificio en ser liberado de la Francia ocupada, un museo en si mismo (está repleto de dedicatorias, fotografías, uniformes,…) que puede llegar a justificar tomarse un café en el. Desde el momento de su liberación, en el que los Gondrée ofrecieron champan y bebidas a todo soldado aliado; desde entonces y hasta ahora, cualquier veterano de la 6ª División Aerotransportada Británica que se pase por el local, no abona su consumición.

Entre los dos cauces se encuentra el Memorial Pegasus, un museo que custodia el puente original, una réplica de un planeador AS.51 “Horsa”, un puente prefabricado portátil “Bailey” (usado para salvar distancias de hasta 60 metros)… y la gaita original de Bill Millin.

"A todos nos gustaba Lord Lovat.
Era el típico aristócrata que caminaba tranquilamente con la cabeza
bien alta, mientras el resto de nosotros nos arrastrábamos y buceábamos
para evitar los obuses".
Bill Millin (gaitero 1st Special Service Brigade británico).

Bill Millin, conocido por Piper Bill, fue el gaitero personal de Lord Lovat (Comandante de la Primera Brigada de Servicios Especiales), cuerpo del ejército británico que enlazó con los paracaidistas en el Puente Pegasus desde Sword Beach. Bill, de los Cameron Highlanders, fue el único gaitero que tocó durante el Día D y uno de los pocos que lo hicieron durante la 2ªGM, debido al altísimo número de gaiteros caídos durante la Gran Guerra (1ªGM). Esta práctica tradicional de conducir a las tropas británicas a la batalla, fue prohibida por el Alto Mando. No obstante, Lord Lovat (25º jefe del clan Fraser, conocido por sus hombres como “loco hijo de puta”) desoyó tal orden y los acordes de “Highland Laddie” (marcha del regimiento Scots Guards en el que había servido Lord Lovat)) y “Road to the isles” fueron la banda sonora de la jornada. Estos hombres estaban hechos de otra pasta; a la primera de cambio, tiraron sus cascos para enfundarse las boinas verdes con las insignias de sus regimientos, que les reconocía orgullosamente como Comandos.

Cuando Lord Lovat estrechó la mano de John Howard, al mando de la fuerza aerotransportada británica que había tomado el Puente Pegasus, los acordes de “Blue bonnets over the border” inundaban de gloria aquella estampa.

Al sur se encuentra Caen [#027], una población que se remonta a tiempos de la época galo-romana. Bien merece una visita, aunque sólo sea por ver L’église Saint-Étienne-le-Vieux, antigua catedral de Caen que no fue restaurada tras la guerra, en recuerdo del bombardeo aliado que sufrió la ciudad con la idea de retrasar la llegada de refuerzos alemanes. La población sufrió mucho por su liberación. Entre los que no lo contarían se encuentran los 87 miembros de la resistencia francesa que estaban encarcelados en la Maison d’Arrêt y que caerían víctimas de la Gestapo que, tan pronto comenzó el desembarco, los fusilaría. Sus cuerpos nunca serían encontrados.

Una estrategia controvertida que se le echaría en cara al General Montgomery pues, si la intención era conquistar Caen al primer día, qué se conseguía transformando en escombros la ciudad… lo que hacía intransitables sus calles y favorecía la defensa alemana. Unos 800 civiles encontrarían la muerte.

"Sólo hay montones y montones de escombros, y reina un silencio mortal,
roto sólo por los disparos ocasionales de alguna ametralladora".
L.J. Massey (Mayor británico de asuntos civiles), a su entrada tras la
toma de Caen.

Quizá por el sentimiento generalizado entre la tropa británica de que, tras haber conseguido la cabeza de playa y sobrevivido a tal efecto, se merecían un descanso para calentar agua y tomarse un té; algo que les hacía gracia a norteamericanos y canadienses que creían de manera generalizada que los británicos eran incapaces de acometer ninguna tarea sin antes hacer una pausa para el té. Lo que si era cierto es que los mandos británicos no planificaron adecuadamente la segunda fase del desembarco, por lo que la infantería se vería sin el suficiente apoyo blindado para avanzar tierra adentro. La cuestión es que los británicos no solo no fueron capaces de lograr el objetivo de tomar Caen en el primer día del desembarco, sino que la toma de la ciudad se alargó hasta el 9 de julio.

"Desde un punto de vista estrictamente militar, era casi una ventaja que
Hitler siguiera dirigiendo la estrategia alemana, vistos los disparates que
ha cometido, pero desde un punto de vista más general, cuanto antes
desapareciera, mejor".
Jefes del Estado Mayor británico a Churchill.

El desastre alemán fue in crescendo por la nula presencia aérea de la Luftwaffe; los tiras y aflojas entre el Mariscal Rommel -que no disponía de mando sobre todas las fuerzas- y “los estrategas de salón de Berchtesgaden” que no tenían ni idea de “la guerra con carros blindados”; la inflexible obstinación de Hitler por defender a toda costa cada palmo de tierra, contra todo criterio militar; la confusión generalizada en el mando alemán;… todo esto llevó a los preparativos, tanto en el seno del ejército alemán (Operación Valkiria) como británico (Operación Foxley), para eliminar a Hitler… pero esa es otra historia.

Entre el 6 y el 20 de junio, las pérdidas norteamericanas ascendieron a 24.162 (3.082 muertos, 13.121 heridos, 7.959 desaparecidos), británicas 13.572 (1.842 muertos, 8.599 heridos, 3.131 desaparecidos) y canadienses 2.815 (363 muertos, 1.359 heridos, 1.093 desaparecidos); sólo en el Día D unas 7.500 bajas.

“Los hombres libres del mundo marchan juntos hacia la victoria”.
Dwight D. Eisenhower (Comandante Supremo de las fuerzas aliadas occidentales).

Hasta aquí llegan las crónicas sobre los escenarios del desembarco de Normandía. Por supuesto, no pretende reunir todo lo que se muestra al visitante, pues es innumerable la historia que nos rodea en la zona. Sin embargo, para mi estos son los puntos imprescindibles que debería incluir un viaje por las localizaciones del Día D y de la Batalla de Normandía. Con tiempo, a tu alrededor se muestran museos de todo tipo, localizaciones, hitos que recuerdan hazañas personales, la ruta que siguieron las diferentes unidades en su avance hacia la libertad del pueblo francés, vehículos blindados y estatuas en cada plaza de pueblo,… Desgraciadamente en la actualidad, no podrás disfrutar de la Normandy Pass; una tarjeta turística que aglutinaba un montón de información y descuentos directos sobre el precio de las entradas.

No obstante, no te obceques en querer verlo todo… simplemente con sentarse, la arena a tus pies, la vista perdida en la mar… en un ejercicio de entrar en comunión con aquellos hombres que acudieron a la llamada de las armas en defensa del ideal democrático… creo que es más que suficiente y emocional. Solo por eso, ya ha merecido la pena venir.

Si has llegado hasta estas líneas es que, de una forma u otra, he llamado tu atención; bien por tu afición por la historia o bien porque estés preparando un viaje similar.

Con pequeñas pinceladas históricas, he intentado transportar al lector a una pequeña parte del gran lienzo bélico del siglo XX. Un choque ideológico y económico que, como adelantaba en la crónica que abre esta línea de artículos sobre “Un viaje por los escenarios del desembarco de Normandía”, sentaría las bases de nuestra sociedad. Todos nosotros, por tanto, tenemos una enorme deuda con aquellos hombres y mujeres que perecieron en este conflicto; por lo que igual de enorme es nuestra responsabilidad a la hora de ejercer el sufragio universal que define nuestra democracia. Cada papeleta que se introduce en la urna, nos acerca o nos separa de repetir los errores del pasado. No es asunto baladí.

CONTINÚA EL VIAJE CON LA SIGUIENTE LECTURA:

3 pensamientos en “[2GM] Etapa 4: el Día D de las tropas de la Commonwealth.

  1. Pingback: [2GM] Etapa 3: el desembarco en las playas Utah y Omaha. – Motocrónicas

Responder a motocrónicas - crónicas vespísticas x

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s